La gastronomía destaca sobre todo por su materia prima de primera calidad, se trata siempre de comida casera hecha con tiempo y con mimo, el cerdo, ha sido tradicionalmente un elemento diferenciador en las despensas de la localidad, todavía se realiza en algunos hogares la matanza, con la que se dispone de comida suficiente para el invierno, la conserva y el jamón serían los elementos más preciados, pero tenemos muchos elementos más que hacen de nuestra gastronomía un disfrute para los sentidos, la cecina, las carnes de caza como la codorniz o la perdiz, el famoso ternasco o el delicioso lechal harán las delicias de los paladares más exigentes, las sopas de ajo aportarán un poco de temperatura a los días más gélidos y la morcilla de miel dará ese toque dulce y singular a cualquier momento.

 

0
0
0
s2smodern